A PERFECT FIXING FOR YOUR BUSINESS
(+34) 941.272.131

Tipos de tornillos: elige el adecuado para tu aplicación

Los tornillos constituyen una pieza fundamental en cualquier proyecto de bricolaje o construcción, pero existe una gran variedad de tipos que es importante conocer para poder elegir el adecuado
Tipos de tornillos: elige el adecuado para tu aplicación

11 Noviembre 2022

Los tornillos constituyen una pieza fundamental en cualquier proyecto de bricolaje o construcción, pero existe una gran variedad de tipos que es importante conocer para poder elegir el adecuado. Dependiendo de su tamaño, rosca, cabeza o punta, las diferentes clases de tornillos son eficaces para unas u otras aplicaciones. 

Tipos de tornillos según su huella o cabeza

A la hora de clasificar los distintos tipos de tornillos que existen, podemos empezar por una parte fundamental de este elemento: la huella y la cabeza. Juntas, determinan la resistencia y el par de apriete del tornillo.

     Tornillos de huella Philips. Este tipo de tornillo es uno de los más utilizados y cuenta con una huella en forma de cruz. Su huella está diseñada para evitar que el destornillador se deslice, facilitando así su manipulación. No suele requerir un gran par de apriete en el momento de su instalación y es muy útil, por ejemplo, para trabajos con madera. 


     Tornillos con huella Torx. Los tornillos con huella Torx tienen una ranura con forma de estrella de seis puntas y ofrecen una gran resistencia. Dentro de esta clasificación, está el tornillo Torx inviolable o Torx de seguridad, especialmente diseñado para aportar un extra de seguridad. Se caracteriza por tener un saliente en el centro de la estrella de seis puntas y requiere de una llave específica para su manipulación. 


     Tornillos con huella ranurada. Los tornillos con huella ranurada se caracterizan por tener una ranura en forma de una línea vertical y son perfectos para las uniones de dos piezas de madera. Es uno de los tipos de tornillos más utilizados y se recomienda para trabajos de fuerza de torsión media.


      Tornillos con huella allen. Estos tornillos cuentan con una cabeza cilíndrica que incorpora un hexágono en su interior. Para trabajar con ellos, es necesario utilizar una llave allen, herramienta capaz de ejercer una fuerza de apriete superior al destornillador convencional. 


     Tornillos con huella pozidriv. Los tornillos pozidriv son parecidos a los Philips, pero aportan un par de apriete mayor al contar con ocho puntos de contacto en la ranura, que garantizan que queden bien fijados a la superficie. Son idóneos para trabajos con materiales que requieran de resistencia en el agarre. 


     Tornillos de cabeza hexagonal. En este caso, la cabeza del tornillo es de forma hexagonal. A diferencia de todos los anteriores, los tornillos de cabeza hexagonal no llevan ranura incorporada y son perfectos para apretar elementos metálicos con una llave adecuada. Además, los tornillos de cabeza hexagonal con valona incluida no necesitan incorporar una arandela. 


¿Cómo se clasifican los tornillos según su uso?

Además de las diferentes huellas o cabezas de tornillos que hay en el mercado, también es fundamental conocer los usos que tiene cada uno de ellos según el material de trabajo o las particularidades de la aplicación. A continuación, te detallamos algunos de los tipos de tornillos más habituales.

     Tornillos para madera. En esta clasificación se engloban diversos tipos, pero los tirafondos son los más habituales. El paso entre los hilos de la rosca es más largo que en los convencionales, algo que facilita una unión mucho más resistente gracias a que el tornillo se agarra con fuerza a la madera. Ten en cuenta que, en caso de que vayan a quedar a la vista, existen diferentes tipos de recubrimientos para que la instalación sea más estética.


     Tornillos autotaladrantes. Los tornillos autotaladrantes son aquellos que, como su propio nombre indica, no necesitan de taladro previo para su instalación porque la punta actúa como tal. Dentro de esta clasificación podemos encontrar los tornillos para cubiertas y fachadas que son, principalmente, autotaladrantes de cabeza hexagonal y favorecen la unión de los elementos metálicos. Incorporan una arandela o valona con goma EPDM que sella el material sobre el que se trabaja.


     Tornillos para placa de yeso laminado. En este caso, la mayoría de los tornillos tienen la cabeza de trompeta, lo que facilita que el tornillo se introduzca en el material fácilmente y proporciona un suave, pero resistente, par de apriete. En función del espesor del material a taladrar, la punta de los tornillos para pladur puede ser afilada, perforante o autotaladrante. Además, el paso de rosca suele ser, en la mayoría de los casos, ancho. De esta manera se garantiza una fijación perfecta y duradera de placas de yeso laminado entre sí o bien con madera.

     Tornillos rosca chapa. En este grupo de tornillos se puede encontrar una gran variedad de tipos de cabeza, diámetros y longitudes que dependen de la flexibilidad del material a perforar. Están diseñados para la unión de elementos metálicos entre sí o bien de otro tipo con material metálico. En este caso, requieren de un taladro previo para asegurar la fijación. Disponen de una rosca con un paso de hilo fino, lo que permite que se fijen a los laterales del material a fijar.


     Tornillería normalizada. Esta clasificación engloba los tornillos de rosca métrica, que son aquellos en los que el paso de rosca sigue unas medidas estándar usadas internacionalmente. Existe una gran variedad de tipos de cabeza y pueden tener media rosca con cuello o rosca completa que abarca el total del vástago. Otra de las principales características es que los tornillos de rosca métrica no tienen punta. Se utilizan principalmente en maquinaria con tuercas o arandelas para lograr una mayor fijación de los elementos.



Tipos de tornillos según el material

Otra de las cosas que hay que tener en cuenta a la hora de elegir tornillo para cualquier proyecto es el material con el que está fabricado. Teniendo en cuenta esta clasificación, los tornillos serán adecuados para unas u otras superficies. Los más comunes son los tornillos de acero con acabado bicromado o cincado, recomendados para interiores ya que resisten un nivel de corrosión medio. Si se van a realizar trabajos al aire libre, los tornillos de acero inoxidable (A2 y A4) son la mejor opción porque tienen una alta resistencia a la corrosión en ambientes exteriores y/o en áreas costeras. Adicionalmente, como ya hemos señalado antes, los tornillos bicromatados son adecuados en proyectos con madera si van a quedar a la vista ya que aportan un toque estético al proyecto.

Dentro de este mismo punto, es importante conocer las diferentes categorías y niveles de corrosión para que la elección sea acertada tal y como se muestran en la siguiente tabla:


Por lo tanto, en espacios calefactados con baja humedad y zonas secas o frías se recomienda optar por la clasificación C1. Sin embargo, para espacios con muy alta frecuencia de condensación y zona templada y subtropical, la categoría de corrosión C5 es perfecta

En definitiva, la elección de los distintos tipos de tornillos dependerá de las características de cada aplicación. Es importante conocer bien sus diferencias para poder encontrar el que ofrezca mejores prestaciones en cada caso. En INDEX somos especialistas en fijaciones adaptadas a tus necesidades, contamos con una amplia gama de tornillos para todo tipo de aplicaciones.

¡ÚNETE A LA COMUNIDAD!

Política de Cookies

Técnicas Expansivas SL (CIF B-26220491) utiliza cookies propias y para mejorar nuestros servicios web. Puede obtener más información en nuestra Política de Cookies.